Amy Purdy, practicante de deslizamiento en tabla de nieve en los Juegos Paralímpicos, no desacelera


Hace unos 24 años, Amy Purdy perdió las piernas, el bazo y la audición en un oído por causa de una infección mortal de la sangre. Desde entonces, ha ganado tres medallas en los Juegos Paralímpicos por deslizamiento en tabla de nieve (conocido como snowboarding), ha pasado a la ronda final de Danza con las estrellas y ha escrito el exitoso libro titulado On My Own Two Feet: From Losing My Legs to Learning the Dance of Life (Sobre mis dos pies: desde perder las piernas hasta aprender la danza de la vida). Habló con la revista MedlinePlus Magazine de los NIH sobre el trayecto de su vida, el uso de próstesis y sus consejos para los demás.

Qué sucedió para que necesitara prótesis?

A los 19 años, perdí ambas piernas por causa de choque séptico cuando contraje una infección rara y mortal de la sangre llamada meningitis bacteriana. Mi cuerpo entró en choque séptico después de 24 horas de sentir síntomas similares a los de la gripe y luché por mi vida en el hospital durante dos meses y medio. Terminé perdiendo el bazo, la función renal, la audición en el oído izquierdo y ambas piernas por debajo de las rodillas.

¿Fue difícil acostumbrarse a usar las prótesis?

Siempre se necesita adaptación porque el cuerpo cambia y lo mismo las piernas. No se trata de que le adapten a uno [las prótesis de] las piernas una vez y que eso es todo por el resto de la vida. Con las prótesis, siempre hay que pasar por cambios y por la fabricación y el ajuste de las piernas. Es parte del proceso. Sin embargo, mentalmente, me adapté de inmediato a mi nueva realidad.

Usa diferentes prótesis para distintas actividades?

Sí. Diferentes prótesis funcionan de maneras distintas. Cuando uno corre necesita prótesis hechas de fibra de carbono que pueden impulsarlo a uno hacia adelante. Para el deslizamiento en tabla de nieve, se necesita un movimiento del tobillo completamente diferente, de modo que hay que tener un tipo de pie totalmente distinto para mantener el equilibrio y doblar el tobillo. Para nadar con próstesis se necesita un movimiento totalmente distinto. Casi todas las actividades, incluso caminar, exigen un pie diferente.

¿Cómo han cambiado sus prótesis desde que comenzó a usarlas?

En los últimos 20 años ha habido algunas mejoras en la forma de adaptación de las prótesis a las piernas y los materiales empleados. Personalmente no he visto ningún adelanto enorme en la tecnología para las personas con amputaciones por debajo de la rodilla [como yo]. Sin embargo, para las personas con amputaciones por encima de la rodilla y de los brazos, ahora hay extremidades computarizadas de alta tecnología que han mejorado notablemente la calidad del movimiento y la vida de las personas.

En fecha reciente, usted tuvo que recuperarse de varias operaciones. ¿Cómo está ahora?

En 2019, tuve una lesión grave de la pierna izquierda, por la cual se me formó un coágulo masivo. Casi pierdo la pierna por encima de la rodilla. Ha sido un recorrido muy pesado en los últimos cuatro años. He pasado por 10 operaciones, incluso otras dos amputaciones de las piernas, todo para luchar por salvar una pierna. Doy gracias por estar bien ahora. Milagrosamente, mi cuerpo creó una vía totalmente nueva para la circulación de la sangre y ahora estoy en el proceso de debida adaptación de la prótesis de la pierna. Ha sido todo un recorrido, que también me recuerda lo increíble y adaptable que es el cuerpo humano.

¿Qué mensaje les envía a las personas que enfrentan dificultades físicas y mentales en la vida?

Compararnos con otras personas o aun con lo que solíamos ser es el mayor acto de autosabotaje que podemos cometer. No importa cuáles sean las circunstancias enfrentadas, es preciso recordar que hay que mantenerse presente. Hay que tomar las cosas día por día, con un paso de bebé a la vez. Buscar las cosas de la vida por las que uno está agradecido y saber que cada día trae nueva luz y nueva oportunidad.

 

Cuando no está en las pendientes, Amy Purdy trabaja como conferencista motivadora, locutora de podcasts y escritora.

¿Qué importancia ha tenido la gratitud para su éxito?

La gratitud es la clave de la felicidad y del éxito. Uno puede tener todas las cosas del mundo, pero si no tiene gratitud se sentirá vacío. Uno puede tener solo pocas cosas en la vida, pero si demuestra gratitud por ellas, vivirá en abundancia. Todas las mañanas, en lugar de pensar en las cosas negativas que suceden en la vida, enfóquese en todas las cosas positivas. Esto podría ser algo tan sencillo como mostrar gratitud por su salud o por sus seres queridos. Esa es una excelente práctica diaria porque cuando uno siente gratitud en el corazón desde el momento en que se despierta, eso influye en todo el día.

¿Tiene algún consejo específico para otras personas que usan o usarán prótesis?

Como todo en la vida, hay que recorrer un camino. No pierdan el ánimo. Sencillamente sigan dando un paso de bebé a la vez y, a la larga, llegarán a donde deben estar. Sigan adelante.

¿Qué le depara el futuro a usted?

Me siento verdaderamente agradecida de haber logrado tanto en la vida y de convertir mis sueños en realidad una y otra vez: ganar tres medallas en los Juegos Paralímpicos, ser conferencista motivadora alrededor del mundo, tener un libro que es un éxito de ventas en la lista del diario The New York Times y tener una vida y un matrimonio maravillosos.

Mi próxima actividad es seguir ayudando a otras personas a hacer lo mismo. Estoy comenzando a escribir mi segundo libro y tengo planes de ayudar a la gente a buscar su voz y a usar su propia historia para impactar al mundo.



Fuente de la noticia

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad