Cinco enfermedades autoinmunitarias comunes | NIH MedlinePlus Magazine


Algunas enfermedades autoinmunitarias atacan a órganos o tejidos específicos, mientras que otras atacan a varios tejidos o sistemas orgánicos del cuerpo. A continuación, se indica lo que usted necesita saber sobre cinco afecciones comunes. 

Lupus 

Un trastorno crónico (de larga duración) que causa daño a varias partes del cuerpo.

¿Qué partes se ven afectadas?

El tejido conjuntivo de casi cualquier órgano o sistema del cuerpo.

¿Quién puede tener lupus?

Cualquier persona puede tener lupus, pero es más común en las siguientes personas:

  • Mujeres 
  • Personas de 15 a 45 años de edad
  • Afrodescendientes, personas nativas de los Estados Unidos, Alaska y Hawái y descendientes de poblaciones asiáticas.
  • Personas que tienen un familiar con lupus o con otra enfermedad autoinmunitaria.

¿Cuáles son los síntomas? 

Los síntomas comunes incluyen: 

  • Dolor o inflamación de las articulaciones 
  • Dolor y debilidad de los músculos
  • Fiebre 
  • Sensibilidad a la luz solar
  • Erupción con enrojecimiento de la piel (como un brote en forma de mariposa en la nariz y las mejillas)
  • Inflamación de los ganglios linfáticos 
  • Fatiga y malestar general (la persona no se siente bien)
  • Llagas en la nariz y la boca

Otros síntomas dependen de las partes del cuerpo afectadas.

Síndrome de Sjögren

Un trastorno crónico que causa daño de las glándulas productoras de humedad y lubricación (particularmente de lágrimas y saliva).

¿Qué partes se ven afectadas?

Principalmente los ojos y la boca, pero también otras partes del cuerpo como las articulaciones, los pulmones y los músculos. 

¿Quién puede tener el síndrome de Sjögren?

La mayoría de las personas con el síndrome de Sjögren son mujeres. Generalmente se diagnostica después de los 40 años de edad. 

¿Cuáles son los síntomas? 

Los síntomas más comunes son sequedad de los ojos y la boca, dolor de las articulaciones o los músculos y fatiga intensa. Otros síntomas pueden incluir picazón de la piel, irritación de la nariz, hemorragia nasal y tos seca.

Artritis reumatoide (AR)

Un trastorno crónico que causa daño del tejido de las articulaciones.

¿Qué partes se ven afectadas?

Afecta principalmente a las articulaciones (por lo común en ambos lados del cuerpo) y los tejidos que las rodean. También puede afectar a otros sistemas como la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. 

¿Quién puede tener artritis reumatoide?

La AR es más común en las mujeres que en los hombres. El riesgo aumenta con la edad, pero puede manifestarse a cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas? 

Los síntomas más comunes son inflamación, dolor y rigidez de las articulaciones (típicamente en las muñecas, las manos, los pies, la columna vertebral, las rodillas o la mandíbula). 

La AR causa inflamación de la membrana de las articulaciones, lo cual puede producir cambios perjudiciales de la estructura de los huesos y las coyunturas con el tiempo. 

Psoriasis

Un trastorno crónico en el cual la actividad excesiva del sistema inmunitario hace que las células de la piel se multipliquen y salgan a la superficie de la piel demasiado rápido.

¿Qué partes se ven afectadas?

La piel.

¿Quién puede tener psoriasis?

Cualquier persona puede tener psoriasis, pero es más frecuente en los adultos que en los niños.

¿Cuáles son los síntomas? 

Manchas rojas en la piel con una gruesa capa de escamas y picazón o dolor.

Artritis psoriásica

Una forma de artritis crónica autoinmunitaria que afecta la piel y las articulaciones. Puede empeorar con el tiempo. 

¿Qué partes se ven afectadas?

La piel y las articulaciones. 

¿Quién puede tener artritis psoriásica?

La artritis psoriásica es más común en los adultos que en los niños. La mayoría de las personas que presentan esta enfermedad ya tienen psoriasis. Puede ser desencadenada por estrés, trauma físico o infecciones. 

¿Cuáles son los síntomas? 

Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones (de uno o de ambos lados del cuerpo)
  • Dolor e inflamación de otras partes del cuerpo, como las manos, los pies y la parte inferior de la espalda.
  • Manchas rojas en la piel con una gruesa capa de escamas y picazón o dolor.



Fuente de la noticia

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad