El COVID-19 altera los microbios intestinales


Los microbios viven en todo tu cuerpo. Estos incluyen bacterias, hongos y virus. Las personas con COVID-19 a menudo tienen un desequilibrio en los microbios intestinales. En pacientes hospitalizados, esto puede provocar infecciones graves en la sangre, llamadas infecciones secundarias. Un nuevo estudio mostr贸 que el COVID-19 puede alterar los microbios intestinales y permitir que bacterias da帽inas ingresen al torrente sangu铆neo.

Los investigadores primero estudiaron ratones infectados con SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Descubrieron que el virus provocaba cambios en el revestimiento intestinal. Los ratones con el virus tambi茅n ten铆an menos tipos de microbios en sus intestinos.

Luego, el equipo estudi贸 los microbios en muestras de heces de 96 personas con COVID-19. En una de cada cuatro muestras, domin贸 un solo tipo de bacteria. Algunas de estas bacterias eran resistentes a los antibi贸ticos, lo que las hace dif铆ciles de matar. Las personas que ten铆an infecciones en la sangre eran propensas a tener una mezcla menos diversa de microbios en el intestino. El tipo de bacteria que se encontr贸 en su sangre tambi茅n aparec铆a en su intestino.

Juntos, estos resultados sugieren que el SARS-CoV-2 puede alterar el equilibrio de los microbios intestinales. Esto permite que las bacterias da帽inas se desarrollen en el intestino. Tambi茅n altera el revestimiento intestinal para permitir que estas bacterias se propaguen m谩s f谩cilmente desde el intestino hasta el torrente sangu铆neo.

鈥淎hora que hemos descubierto la fuente de este desequilibrio bacteriano, los m茅dicos pueden identificar mejor qu茅 pacientes con coronavirus tienen un mayor riesgo de una infecci贸n secundaria del torrente sangu铆neo鈥, dice el Dr. Ken Cadwell de la Universidad de Nueva York, quien codirigi贸 el estudio con su colega, el Dr. Jonas Schluter.

Enlaces

Referencias

Gut microbiome dysbiosis in antibiotic-treated COVID-19 patients is associated with microbial translocation and bacteremia. Bernard-Raichon L, Venzon M, Klein J, Axelrad JE, Zhang C, Sullivan AP, Hussey GA, Casanovas-Massana A, Noval MG, Valero-Jimenez AM, Gago J, Putzel G, Pironti A, Wilder E; Yale IMPACT Research Team, Thorpe LE, Littman DR, Dittmann M, Stapleford KA, Shopsin B, Torres VJ, Ko AI, Iwasaki A, Cadwell K, Schluter J. Nat Commun. 2022 Nov 1;13(1):5926. doi: 10.1038/s41467-022-33395-6. PMID: 36319618.





Fuente de la noticia

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de tus datos para estos prop贸sitos. M谩s informaci贸n
Privacidad