English

Con tantas opciones de alimentos que existen, es útil tener información en los paquetes de los alimentos para poder identificar las opciones más saludables.

La FDA propone actualizar su definición de «healthy” (saludable). Eso incluye los criterios nutricionales que debe cumplir un producto para poner la declaración «saludable» en el paquete. La FDA también está realizando investigaciones para crear un símbolo que represente la declaración «saludable». La declaración, junto con un posible símbolo en la parte delantera del paquete, actuaría como una señal rápida para darle la información necesaria para identificar los alimentos que le ayudarán a crear patrones nutricionales saludables.

Más del 80% de los estadounidenses no comen suficientes verduras, frutas y lácteos, según las Guías Alimentarias para los estadounidenses, 2020-2025. Y la mayoría de las personas consume demasiados azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio. Esto es preocupante porque los patrones nutricionales poco saludables pueden aumentar el riesgo de algunas de las enfermedades crónicas más comunes.

No es necesario esperar a que haya una nueva definición de la declaración «saludable» o un símbolo para ser más consciente de sus elecciones alimentarias. «Puede empezar ahora», dice la Dra. Susan Mayne, directora del Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA.

«Para elegir alimentos más saludables para usted y su familia, trate de comer una variedad de verduras, frutas, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa, alimentos ricos en proteínas y aceites saludables, como el de oliva y el de canola», dice la Dra. Mayne. «Trate de comer y beber menos alimentos y bebidas con alto contenido en grasas saturadas, sodio o azúcares añadidos». 

La Dra. Mayne añade que también puede consultar la etiqueta de información nutricional de los alimentos empaquetados para obtener información sobre nutrientes específicos y comparar productos alimenticios. Observando el porcentaje de valor diario, abreviado como %VD, de los diferentes nutrientes, puede elegir alimentos que contengan más de los nutrientes que desea consumir y menos de los que desea limitar.

Actualización de la definición de «saludable» en los paquetes de alimentos

La definición actual de «saludable» como declaración de contenido nutricional en los paquetes de los alimentos se estableció en 1994. Estaba basada en la ciencia de la nutrición y en las directrices dietéticas federales de la época. La definición se centraba en nutrientes individuales -como la grasa saturada, la grasa total, el colesterol y el sodio, junto con ciertas vitaminas, minerales, fibra y proteínas- con cantidades máximas para algunos y mínimas para otros.

Desde entonces, las directrices dietéticas federales y la ciencia de la nutrición que las respaldan han evolucionado. Hoy conocemos mejor los patrones dietéticos y sus efectos sobre la salud, y reconocemos que las personas tienden a elaborar sus dietas en torno a los alimentos, que se componen de una variedad de nutrientes, y no sólo de nutrientes individuales.

Para ser coherente con la ciencia de la nutrición y las directrices dietéticas federales (en inglés) más recientes, la FDA propone una definición actualizada de la declaración «saludable» para su uso en los paquetes de los alimentos, que incluye lo siguiente: 

  • Un alimento tiene que contener una determinada cantidad de un grupo de alimentos como frutas, verduras, cereales, proteínas y lácteos.
  • Un alimento no puede contener demasiadas grasas saturadas, sodio o azúcares añadidos.

La norma propuesta también es coherente con los recientes cambios en la etiqueta de información nutricional. Por ejemplo, la etiqueta de información nutricional ahora debe declarar los azúcares añadidos para ayudar a los consumidores a mantener prácticas dietéticas saludables.  

¿Cómo funcionaría la definición de «saludable» propuesta?

Estos son algunos de los resultados de la nueva definición propuesta para la declaración «saludable».

  • Alimentos como el salmón, los aguacates y el aceite de oliva, que según las regulaciones actuales no califican para el uso de la declaración «saludable», sí lo harían según la definición propuesta. Los alimentos como los cereales azucarados y el yogur que tienen una cantidad de azúcares añadidos superior a la permitida ya no cumplirían los requisitos. 
  • El agua natural sin gas y el agua natural con gas también podrían etiquetarse como «saludables». Según la regulación actual, el agua no puede ser etiquetada como «saludable».

Como consumidor, todo lo que tendría que hacer es buscar la declaración «saludable», o variaciones como «más sano» y «más saludable», en un paquete de alimentos para saber que está comprando algo que cumple la definición de «saludable» de la FDA.

¿Cuáles son los posibles beneficios?

Las enfermedades cardíacas, la diabetes de tipo 2, algunos tipos de cáncer, y el sobrepeso y la obesidad son algunas de las principales causas de muerte y discapacidad en los EE. UU., y los grupos minoritarios tienen un mayor riesgo de padecer muchas de esas enfermedades. Por ejemplo, mientras que más de 4 de cada 10 adultos estadounidenses padecen hipertensión, esa cifra aumenta a casi 6 de cada 10 en el caso de los adultos afroamericanos no hispanos.

La actualización de la definición de «saludable» es un paso adelante para proporcionar al público información que le ayude a identificar las opciones alimentarias que pueden contribuir a reducir las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y a avanzar en la equidad en la salud. Además, la actualización de la definición de «saludable» podría dar lugar a un mayor número de alimentos saludables en el mercado si algunos fabricantes deciden reformular o producir productos que se ajusten a la nueva definición. 

La FDA quiere saber su opinión

Si desea compartir su opinión sobre la norma propuesta, puede enviar sus comentarios a la FDA en un plazo de 90 días después de la publicación en el Registro Federal. Envíe sus comentarios por correo electrónico a http://www.regulations.gov (en inglés). Envíe sus comentarios por escrito a Dockets Management Staff (HFA-305), Food and Drug Administration, 5630 Fishers Lane, rm. 1061, Rockville, MD 20852. Todos los comentarios deben identificarse con el número de expediente FDA-2016-D-2335.

Recursos adicionales: